domingo, 24 de mayo de 2015

Un aria de esperanza


Jornada de reflexión. Pues reflexionemos. Y como no hay nada mejor para amansar a las fieras que la música, pues hablemos de música, de ópera más concretamente. ¡Qué importante es una Televisión Pública que ejerza como tal! Y esta exclamación, que ya habíamos dejado de proclamarla, desde hace unas semanas ha cobrado la tonalidad de la esperanza. Una esperanza en forma de aria a través de un maravilloso programa, This is Opera, que la 2 de Televisión Española emite los domingos cuando el fin de semana se agota en sí mismo y empezamos a pensar en lo que nos deparará una nueva semana.
Es, en ese preciso instante, cuando un volcán de pasión en forma de presentador entra en erupción y nos arrastra al universo de la ópera. Ya puede usted ser más o menos aficionado a este género musical que si se pone tan solo unos minutos ante Ramón Gener caerá rendido ante lo que le está contando y a punto estará de emular a Julia Roberts en ese palco de la ópera de San Francisco ante el aria de La Traviata ‘Amami Alfredo’.
Acercarse a la ópera de una manera amena, destrozando cualquier estereotipo de aburrimiento o sofistificación intelectual es lo que se esconde bajo la tapa del piano de este programa singular que basa su acierto en dos elementos. Por un lado en un presentador cautivador que rebosa ilusión y emoción por lo que hace, siendo capaz de contagiarte esa pasión hasta el punto de que a uno al acabar ciertos programas le dan ganas de salir corriendo y plantarse ante La Scala de Milán para aporrear su puerta hasta que le dejen ver una ópera; y por otro, eso que siempre es tan importante en el arte, el cómo se hace, el cómo se presenta un producto o un trabajo, y aquí se hace visualmente de una manera muy atractiva, conectando lo que hay detrás de una ópera con gente normal y corriente a la que se le pregunta sobre temas propios de cada una de las óperas que se presentan, también relacionando cada una de ellas con otras disciplinas artísticas como el cine, la literatura o la pintura, vinculando así temas siempre universales en la historia del ser humano y a los que se vuelve una y otra vez desde esas formas de arte como el paso del tiempo, el poder, el odio, el amor; una duración en torno a los 45 minutos que evita cualquier pesadez o traduciendo con acordes los sentimientos que los protagonistas de esas óperas ponen sobre el escenario. Algo absolutamente increíble.
Todo esto lo que nos lleva es a entonar un aria de esperanza, al comprender cómo la Televisión puede ser ese maravilloso invento que, al alcance de la mano de todo el mundo, introduzca en nuestros hogares una programación de calidad y de la que podamos aprender, y con este programa no solo se aprende sino que se siente. Al tiempo que entendemos que todavía es posible la aparición de espacios con nuevos formatos que renueven las programaciones y que sirvan para hacer una televisión atractiva.
This is Opera es uno de esos milagros que de vez en cuando asoman por la televisión. Y los milagros existen y a veces hasta pueden coincidir en el tiempo, de hecho, todavía no nos habíamos respuesto de este descubrimiento cuando la 2 pone ante nosotros otra feliz iniciativa, como es la emisión diaria de una película perteneciente a la historia del Cine Español. Tener la posibilidad de ver en prime time películas de Luis Buñuel, Edgar Neville, Fernando Fernán Gómez o Fernando Trueba es algo impagable y casi obligado para una sociedad que se precie de lo hecho por sus creadores.
Pero volvamos a esa voz magnética, a sus gestos, a esas chaquetas y fulares que vuelan entre Milán, París o Bayreuth envolviéndonos con la magia de la ópera. Como un prestidigitador, Ramón Gener desentraña a cada autor, a cada pieza musical o algún apartado que, de una u otra manera, esté vinculado con esta pasión. El programa se compone de treinta capítulos de los que hasta ahora se han emitido once, entre ellos algunos tan fascinantes como los dedicados a Turandot, El anillo del Nibelungo, La Traviata o Tosca y mañana será el duodécimo, dedicado a Mozart y su Don Giovanni.
Si no lo han visto aun no se lo pierdan, como también les recomiendo que recuperen y vean los programas ya emitidos en la web de Televisión Española. Debo confesarles que yo mismo no era muy demasiado amigo de la ópera, me sentía alejado y distante de ella, pero todo se ha solucionado gracias a la pasión de este hombre que entiende la ópera como la vida y compartida siempre es mucho mejor. ¡Háganle caso!





Publicado en Diario de Pontevedra 23/05/2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada