lunes, 24 de febrero de 2014

Verso a verso


EN EL CEMENTERIO de Collioure volvieron a latir los versos de Antonio Machado, este año con más fuerza si cabe por el altavoz de las cifras redondas que tanto nos gustan para conmemorar las ausencias. Pero nunca una ausencia es más presencia que la palabra desnuda del poeta que arrastró su pena hasta el país vecino mientras veía como el suyo se deshacía en jirones de odio, dolor y muerte.
Volver a sus palabras siempre es útil, no solo como satisfacción literaria, sino como forma de conocer las entrañas de un país que en aquellos años se despojó de toda esperanza para ofrecer lo más execrable del ser humano, es decir, la pelea entre hermanos. Aquella ajada piel de toro, en la que según el poeta «de cada diez cabezas nueve embisten y una piensa», no es tan diferente de la que tenemos hoy, y en la que nos seguimos moviendo más por el golpe a golpe que por el verso a verso.


Entre Dous. Diario de Pontevedra 24/02/2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada