miércoles, 26 de febrero de 2014

Navegantes


PEDRO SARMIENTO de Gamboa, los Hermanos Nodales... y ahora Mariano Rajoy. Ahí es nada. Pontevedra sigue pariendo navegantes para descubrir nuevos mundos. Ayer  Mariano Rajoy nos habló del suyo tras doblar el Cabo de Hornos, superadas las tormentas y los embates de la mar, allí donde el sol brilla para que brote la ambrosía de los árboles y la población goce de los placeres terrenos sin miedo a ningún tipo de males.
De nuevo el debate del Estado de la Nación permite mostrar a un gobernante ajeno a sus gobernados, pensando más en las primas de riesgo y las cifras macroeconómicas que en las penurias de los ciudadanos, esos que ven como sus salarios bajan y los precios suben, esos a los que es más fácil despedir, esos.... a los que los políticos siempre olvidan.
Pero él sigue firme, asido al mástil de su nao con rumbo seguro y los dioses inflando sus velas.

Entre Dous. Diario de Pontevedra 26/02/2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada