viernes, 30 de noviembre de 2012

Siete miradas

La Fundación RAC en la calle Sarmiento nos propone durante los próximos meses una inmersión en sus tan variados como inteligentemente variados fondos para rescatar de ellos la obra de siete creadores imprescindibles para entender el arte actual. Siete miradas que reposan en estas instalaciones para aproximarnos a esa realidad tantas veces compleja e incluso distante con el espectador, pero que a poco que se le otorgue una pizca de confianza te devuelve un caudal de sensaciones de las que será muy difícil desprenderse.


Sus obras son parte de algunas de las mejores citas artísticas del año. Nombres de creadores con los que uno se encuentra cada vez que ojea una revista artística o acude a la convocatoria de algún centro cultural preocupado por escrutar la realidad de este momento artístico tan diverso como apasionante. A ellos normalmente tenemos que acceder tras realizar numerosos kilómetros y desplazarnos durante varias jornadas. En las próximas semanas en Pontevedra tenemos la ocasión de acercarnos a varios de esos creadores reclamados internacionalmente y de los que en nuestra ciudad la Fundación Rosón de Arte Contemporáneo se ha hecho eco como parte de su colección.
Son ya cinco años los transcurridos desde la puesta en marcha de este proyecto artístico que debería llenar de orgullo a esta ciudad, por lo que supone de visibilización de un arte que en nuestra geografía no tiene demasiadas oportunidades. Y es que sus fondos con cerca de trescientas piezas son reclamados habitualmente desde diferentes instituciones para ser referente en muestras de lo más variado.
Y  de esos fondos es de los que se nutren varias de las exposiciones que se nos han propuesto desde la entidad que dirige Carlos Rosón. En esta ocasión la muestra ‘Monocromo’ elige siete de esas piezas con la suficiente contundencia y potencia como para organizar una exposición realmente interesante para explorar esas vías tan difusas como atractivas que nos suele proponer el arte contemporáneo. Sus creadores: Tacita Dean, DJ Simpson, Imi Knoebel, Karin Sander, Joao Louro, Iván Navarro y la coruñesa Ángela de la Cruz. Y por esta última debemos empezar, ya que desde aquella espectacular exposición organizada por el MARCO en el espacio Anexo no habíamos vuelto a ver por su tierra el trabajo de esta mujer que ha sido la primera española finalista de ese mediático premio como es el Turner. Algo que la va a marcar ya para siempre, y que en esta muestra exhibe una espectacular pieza en la que parece imposible que con algo tan simple se pueda transmitir tanto. Esta cualidad, la de transmitir a partir de expresiones casi mínimas, es un elemento que conecta a las piezas aquí seleccionadas. Las incisiones en la obra de DJ Simpson, o las aristas de la de Imi Knoebel o el profundo azul de la pieza de Joao Louro y como no, esa impresionante serie de Tacita Dean, te atrapan en una especie de espiral de lo mínimo, de cómo el arte es capaz de atisbar espacios donde aparentemente no hay nada y que, como si de agujeros negros se tratasen, te absorben e incrustan en su interior.  Y es que en esa incisión realizada en la superficie roja del lienzo de Ángela de la Cruz se esconden tantas cosas... ¡Atrévanse a mirar! ¡Atrévanse a sentir!


Publicado en Revista. Diario de Pontevedra 25/11/2012
Fotografía David Freire

No hay comentarios:

Publicar un comentario