martes, 6 de noviembre de 2012

Rescatando el olvido

‘Mar de crebas’ es el título de la exposición que la creadora Alejandra Sampedro exhibe en la pontevedresa galería About Art en la calle Pasantería. De ese mar, y los restos del naufragio de nuestra sociedad, emergen una serie de figuras ornamentadas con un sinfín de piezas cerámicas que resurgen también para reclamar su utilidad dentro de un mundo que se ha deshecho de ellas. Un audaz proyecto creativo que entrelaza la escultura y la fotografía con las raíces de movimientos artísticos como el arte povera y la crítica a nuestro consumismo atroz.


Habíamos visto algún trabajo aislado de Alejandra Sampedro (Valencia, 1988) en la inauguración de esta misma galería, en el certamen de Novos Valores 2011 y en la exposición colectiva ‘Xeración 80’ celebrada hace unos meses en el Pazo da Cultura de Pontevedra. En todas ellas nos habíamos sentido atraídos por esas piezas en las que se adherían fragmentos cerámicas, pero esas piezas solitarias o en pequeños conjuntos no acababan de afianzarse como lo que son, como un proyecto creativo de una profunda investigación que excede incluso lo artístico para aproximarse a una perspectiva social. Aquí sí que se crea un conjunto mucho más armónico que permite una mejor lectura de esa investigación que, a través del arte, realiza esta joven creadora. La confluencia de una serie de fotografías de un gran interés, llenas de elementos simbólicos y poéticas componentes, permiten desentrañar muchas de las claves de esas figuras que en un primer momento se muestran distantes e incluso frías, pero no hay más que detenerse ante esas geografías físicas y humanas que se contienen en las fotografías para comenzar a dialogar con esas figuras revestidas de pequeñas teselas. Vemos los rompientes del cabo Silleiro, coronado por su faro, y entendemos como esos fragmentos se van depositando a sus pies, semejando un exvoto de nuestra sociedad, estableciéndose así una radiografía de diferentes tiempos y estamentos, de latitudes y radiografías sociales que derivan en el olvido al que se someten esos restos cerámicos.

Esa realidad es la que Alejandra Sampedro reproduce desde un lenguaje singular y que la sitúa por méritos propios dentro de una nueva generación artística de Galicia. Esos materiales de deshecho nos conducen directamente a postulados del arte povera, aquel radical enfrentamiento al proceso de mercantilización de arte y sociedad vividos en los inicios de la segunda mitad del siglo pasado, qué, para nuestro pasmo, todavía hoy tiene mucho que decir, e incluso, si me apuran, mucho más, ante la zozobra de estos tiempos de crisis económicas y humanas. De esa percepción surge también la critica a este sistema consumista que acaba engulléndonos a todos.
Cada una de esas crebas (su significado académico es restos del naufragio), alcanza una función casi semántica, ya que como señales de un código morse se aúnan en un lenguaje final tras adherirse a la ‘piel’ de todos esos seres para reclamar el S.O.S. de esa memoria resistente al paso del tiempo, así como del valor del objeto como transmisor de sensaciones. Cada uno de ellos testimonio de un periodo que ahora es rescatado para componer una nueva realidad.
Fragmentos que, con su historia y su mar de fondo tras de sí, nos abren un camino lleno de posibilidades que Alejandra Sampedro sabe interpretar para, mediante este conjunto de piezas, lograr aproximarnos a esa atmósfera que todo artista pretende alcanzar con su trabajo y que aquí nos sitúa como los espectadores de un naufragio. Quizás el nuestro.

Publicado en Revista de Diario de Pontevedra 4/11/2012
Fotografía Alba Sotelo

No hay comentarios:

Publicar un comentario