domingo, 7 de octubre de 2012

Aspirinas



Bayer ha decidido que toda la producción mundial de aspirina se elabore en España. Algo lógico, ya que si gran parte de los quebraderos de cabeza de nuestro país tienen su origen en Alemania, la solución también debería proceder de allí. Así será y desde el astur concejo de Langreo se calcula que seis mil toneladas de ácido acetilsalicílico brotarán del prau asturiano para aliviar gran parte de las tensiones de este paraíso de la migraña en que nos toca vivir hoy en día. Un estado de ruido continuo que atrona nuestras cabezas en el que la aspirina tiene asegurado el éxito, y los alemanes, por supuesto, sus buenos euros. La siempre eficaz filosofía alemana se visibiliza así, aproximando la solución al problema, en la sublimación de la dialéctica hegeliana, aquella en la que de la contradicción entre problema y solución surge el movimiento. Y para movimiento el que tendremos durante las próximas semanas con nuestra campaña electoral. Ya puede ir reforzando la multinacional farmacéutica el transporte por la transcantábrica para que por Ribadeo crucen tráilers y más tráilers de las letradas píldoras para calmar los ecos de las soflamas de los candidatos sobre los atribulados votantes. Una campaña siempre extenuante y que, por si fuera poco, en esta cita recupera la figura de Beiras. ¡Qué el ácido acetilsalicílico nos acompañe!


Publicado en Diario de Pontevedra 6/10/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada