sábado, 18 de agosto de 2012

Bombines

Duelo de bombines. Músicas saliendo de la chistera de dos magos de la canción. Un enfrentamiento de sones y lenguas afiladas para evidenciar que no siempre cualquier tiempo pasado fue mejor. Ellos se arrojaron a la cara las grandes sintonías de sus vidas en una lucha sin cuartel de casi tres horas. Un desfile que hace temblar las piernas y erizar el vello, y al final, reír como llora Chavela. Ni vencedores ni vencidos, porque a ver quien tiene el cuajo suficiente para decidir que Mediterráneo es mejor canción que Princesa o que Una canción para La Magdalena es superior a Aquellas pequeñas cosas. Juntas, y hasta revueltas, presentan una nueva cara que llena conciertos, alivia corazones y nos hace más felices. Oro puro en esta transición por el valle de lágrimas de una economía despelotada ante la verdad de estos dos pajarracos que se han inventado una gira como si fueran chavales de veinte años. Serrat y Sabina, Sabina y Serrat, hicieron clamor de la noche viguesa y hoy repetirán en A Coruña. Aún están a tiempo de subirse a ese trasatlántico que chocará contra el iceberg de sus emociones, un impacto brutal del que sin embargo saldrán indemnes, eso sí, cantarán y cantarán como si formaran parte de la cofradía del santo reproche para ir recorriendo el camino golpe a golpe, verso a verso.


Publicado en Diario de Pontevedra 18/08/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario