sábado, 28 de abril de 2012

Seven

1Lujuria. Abrazados a una camiseta, a una pasión irrefrenable, confundidos por un becerro de oro distracción de la angustiosa realidad. Hipnotizados bajo la idea de una posesión y mimetizados en unos colores sagrados.
2. Gula. Es el exceso, el consumo masivo de horas y horas de fútbol, de páginas y páginas de prensa. Un atracón que no tiene fin, que no descansa más de 48 horas seguidas. El opio del pueblo.
3. Avaricia. Solo la victoria vale. Al precio que sea y cueste lo que cueste, es lo único que se valora. Años de historia, minutos de sufrimiento, intensidad y entrenamientos. Todo se arroja por la ventana ante la derrota. ¡Qué importa el camino! lo importante es siempre el metal, la recompensa.
4. Pereza. Cuánto cuesta aceptarse, saber lo que uno vale y lo que puede llegar a dar. Entender que nadie es más que nadie.
5. Ira. Venganza y fanatismo. Alegría por la derrota del contrario, como si eso aliviara el espíritu, y suspiros de tranquilidad cuando el otro es el caído. Mal de muchos...
6. Envidia. Es el deseo insaciable por atajar la felicidad del rival. La traición a uno mismo para mostrar su ridiculez ante el enemigo.
7. Soberbia. Sin respeto por los demás. Portadas y más portadas oráculo de una final entre equipos españoles. Desprecio absoluto. Vergüenza ajena, y tras lo visto, vergüenza propia.



Publicado en Diario de Pontevedra 28/04/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario