martes, 24 de abril de 2012

‘A librería de Marín’ propone, desde su ventana, una mirada al paisaje de la mano de Juan Rivas, un extraordinario pintor capaz de desentrañar las claves de nuestro paisaje más contemporáneo.
Si hay algo que llena nuestras librerías son los paisajes que suscitan los libros que en ellas se encierran. Geografías de lo más diverso y heterogéneo con las que se consigue hacer volar nuestra imaginación y alentar a nuestro espíritu. En el día de ayer las librerías vivieron un día especial, una jornada en la que se celebraba a ese objeto que les da sentido y del que se muestran como orgullosos custodios y difusores. ‘A librería de Marín’, además de ofrecernos esos paisajes literarios, desde la pasada semana también nos presenta otros paisajes, éstos pictóricos desde esa ventana denominada ‘Espacio neutro’, en la que, y desde hace ya unos meses, los vecinos de Marín han visto cómo diferentes artistas han intervenido en ella, como complemento a lo que debe ser una librería hoy, desterrando la antigua percepción de existir solo para vender libros, generando un espacio donde la cultura se ramifique en diferentes direcciones.
Además de cursos de fotografía o actividades tan hermosas como la desarrollada en el día de ayer, en la que se impulsó un homenaje al escritor Agustín Fernández Paz mediante la complicidad de los lectores con uno de sus relatos: ‘Río de palabras’, incluido en su obra ‘O único que queda é o amor’, haciendo realidad aquello que sucedía dentro de él para convertir a Marín en un ‘río de palabras’. Junto a esas iniciativas, el arte reclama su espacio desde esa ventana de ilusiones gestionada por Rosa Neutro -Licenciada en Belas Artes en la Facultad de Pontevedra- y que ha promovido, con el apoyo de la propietaria de la librería, Marta Díaz, la creación de este espacio por el que ya se han sucedido diferentes creadores que cada mes renuevan la visión de esa ventana desde la rúa da Roda. Una ventana que funciona de manera inversa a lo que es habitual. Una ventana que encierra una mirada a nuestra realidad a través de la creación artística.
PAISAJES. En las próximas semanas serán los paisajes de Juan Rivas (Pontevedra, 1974) los que aparezcan suspendidos en ese espacio límite entre dos universos. Tres pequeños lienzos donde reconocemos a un excelente pintor y a un brillante paisajista. Su tratamiento de la pincelada y la destreza en la plasmación de la luz, se entremezclan con la visión moderna del paisaje a raíz de la inteligente elección de un punto de vista singular. Es la implicación personal del autor con lo representado y ahí se justifican muchas cuestiones. Juan Rivas recrea esas miradas que salpican nuestros recorridos habituales, en ellos, la naturaleza cada vez más aparece mutilada por la irrupción del ser humano. Construcciones ante las que nos debemos preguntar a qué estamos jugando con nuestro entorno. Una realidad que se traspasa a la pintura para volver la mirada hacia la verdadera concepción de una disciplina últimamente amenazada por otras técnicas artísticas. El discurso de Juan Rivas revaloriza la pintura y, desde el paisaje, quizás el género más tradicional dentro de ella, gestiona la ventana del gran arte.

Publicado en Diario de Pontevedra 23/04/2012
Fotografía: Rosa Neutro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada