domingo, 1 de abril de 2012

Arenas

En el sur las arenas del cambio apenas lograron superar las dunas gaditanas. Arenas de derrota que sepultan bajo el viento electoral muchos sueños. Son las arenas que se llevan a Madrid a Telmo Martín, dejando al Concello libre del dorado esplendor nacido bajo las arenas de Silgar. Dos intentos han hecho ver al candidato que arenas pasadas no mueven montañas, siendo mejor poner distancia por medio, eso sí, tras impulsar antes un inaudito desarrollo de la tecnología en 3D en la comarca. Ahora las arenas del PP local deben remansarse y olvidar los remolinos lilainos. Los diferentes clanes, como las tribus del desierto, comenzarán con sus intrigas y Jacobo Moreira lo tendrá difícil para erigirse como el ‘primus inter pares’. Hay muchas cuentas pendientes, heridas sin cerrar, y muchos damnificados buscarán restañarlas en la persona más cercana a Telmo Martín, para evitarlo, Jacobo Moreira tendrá que sacudirse desde ya el arribista corsé de su mentor. Él significa juventud, algo muy de agradecer en una política siempre tan inmovilista en sus rostros, lo que también debería llevar a la reflexión a los otros grupos. Pero tras esa imagen tiene que haber algo más. Ideas coherentes y una oposición más seria y productiva que la que hasta ahora se limita a buscar facturas en los cajones y desconchones por los barrios. Claro que esa es arena de otro costal.

Publicado en Diario de Pontevedra 31/03/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada