lunes, 30 de enero de 2012

Navegando sobre el verso de la vida

José Manuel Caballero Bonald (Jerez de la Frontera, 1926) escribe y publica el que dice será su último libro: ‘Entreguerras’. Un emocionante e intenso recorrido por toda una vida entendida desde el universo de la poesía. Su obra, quizás la más importante de un poeta vivo en España, espera el Premio Cervantes mientras el poeta espera vivir. Y es que el tiempo es el contrato con la vida y el que permite a este poeta escrutar, desde un lenguaje riquísimo, su tránsito por un país complejo, con una historia traumática, así como las relaciones con sus coetáneos. 

La poesía es tiempo, y al tiempo se aboca como un granero de experiencias, balizas que ir superando en la travesía que toda existencia comporta. José Manuel Caballero Bonald avista en su travesía el puerto final, inevitable punto de atraque al que, de manera irreversible todos acabaremos arribando. Llega la hora de mirar hacia atrás de intrincarse en la historia personal, de buscar y rebuscar en uno mismo. ¡Esa sí que es una compleja travesía! El poeta ya había recorrido ese tránsito anterior con un volumen de memorias, radiografía de una vida, pero también de una sociedad y una España entretinieblas, de título, y al igual que ésta, publicada por Seix Barral en 2010, ‘La novela de la memoria’ (en ella se recogen los dos volúmenes publicados de sus memorias: ‘‘Tiempo de guerras perdidas’ (1995) y ‘La costumbre de vivir’ (2001). La prosa deja ahora espacio a la poesía, al verso largo a la manera de los clásicos para narrar una epopeya, la surgida de la vida propia.

Compromiso |Y es que José Manuel Caballero Bonald sigue teniendo algo que decir, y decirlo en forma de poesía, como es compromiso del poeta con la vida (el autor ha hecho varias incursiones en la prosa). De ese compromiso es desde donde parte todo, de esa componente que fluidifica todo un recorrido plagado de desencuentros pero también de alegrías, de amistades y también de pérdidas, de libros, tanto los propios como los ajenos, de viajes, descubrimientos y oscuridades de una época.... y es que todos estos argumentos son las pequeñas, o no tan pequeñas guerras que origina la vida, de ahí el título del ‘verso biográfico’, ‘Entreguerras’, el espacio para la reflexión para medir y proponer, para crear esta salmodia existencial que no hace más que volver a refrendar a José Manuel Caballero Bonald -con permiso de Luis Garcia Montero- como el mejor poeta vivo en España y al que el Premio Cervantes le hace acomodarse en una sala de espera cada vez más desabrida.

El tiempo invisible |Con 85 años todavía es tiempo de aventuras, de intentar modificar la expresión,  de explorar el carácter formal de un verso largo, larguísimo, ausente de puntuación y donde las palabras se descuelgan unas entre las otras, entrelazadas por una secuencia vivencial pero también por un manejo del lenguaje abrumador, un léxico sin fisuras que atrapa a quien busca en el lenguaje placer, pero también a quien necesita de este tipo de narraciones para descubrir todo un escenario por donde discurre la vida de este país. Una memoria que resuena desde los ecos que la poesía ofrece, género que permite que de entre ese blanco del interlineado afloren otros elementos, ese tiempo invisible que se agacha entre lo versado por el poeta. Y es que de nuevo surge el tiempo, como la gran mecedora de la vida.
‘Somos el tiempo que nos queda’ es el título de uno de los poemas de José Manuel Caballero Bonald publicado en los años cincuenta. Allí quedaba mucho. Aquí lo que queda ya sólo es el recuerdo de lo pasado y a él recurre el poeta con un tono de despedida, una manera de acercarse a la naturaleza de las cosas, como hacían los clásicos, del mismo modo en que miraban el universo los filósofos helenos. Y es que ese tiempo ha forjado toda una vida, una personalidad imprescindible en nuestro panorama literario y humano, que va afluyendo a lo largo de la narración por diferentes espacios. Meandros de una vida que van irrigando el existir, gota a gota, empapando la vida para que en ella florezca lo bello, también las malas hierbas y todo ello es lo que vertebra este poema ‘Entreguerras’, donde finalmente lo mejor no es haber vivido sino seguir viviendo, que es lo mismo que decir seguir escribiendo. José Manuel Caballero Bonald dice en la promoción de este libro que ya no le queda tiempo para pensar en otro libro, seguirá escribirendo, pero no para la edición de una nueva obra. Una vez más solo el tiempo será el que nos ofrezca la respuesta, aunque también lo haga a través de miles de versos.


Publicado en Diario de Pontevedra 29/01/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario