lunes, 29 de agosto de 2011

Cuando el verano se hace arte

Con una larga tradición cultural Pontevedra ofrece durante el verano diferentes espacios para la contemplación artística. Durante los últimos meses el Pazo da Cultura ha reflexionado mediante la imagen, tanto histórica como actual, sobre la memoria y el papel de la ciudad. Justamente hoy que finaliza esa muestra, todavía estamos a tiempo de visitar las propuestas que desde diferentes instituciones, tanto públicas como privadas, ofrecen al público como complementa a un verano que por estas tierras nunca deja de lado sus opciones artísticas.



Si innumerables serían los motivos para recorrer durante este verano las calles y plazas de esta ciudad, sus encantos se acrecientan con la posibilidad de ver arte, de experimentar durante un instante lo que supone encontrarse con la creación que parte de la mente de los demás.
Pontevedra se ha caracterizado por su veranos llenos de exposiciones, cada dos años la Bienal de Arte de Pontevedra, la más antigua del estado español, se convierte en el epicentro de esta realidad, pero este no es año de Bienal, y mientras hacemos cábalas para conocer el motivo de esta muestra de cara al próximo verano, los diferentes espacios expositivos de la ciudad se afanan por cubrir ese hueco. A la vista de estas páginas está que no son pocas las ofertas que desde entidades públicas o privadas se ponen a disposición del público y donde lo bueno es, precisamente, esa diversidad de opciones de disciplinas y motivos donde a buen seguro encontraremos algo que sea de nuestro interés.

Museo de Pontevedra | Imprescindible a la hora de acercarse al arte en nuestra ciudad, el Museo de Pontevedra mientras pone a punto su nuevo edificio para albergar sus ricos y variados fondos-esperemos que sea más pronto que tarde- nos ofrece dos muestras de gran calidad. Por un lado una cita habitual, la exposición dedicada a los Novos Valores, artistas que están llamados a marcar el arte, ya no sólo gallego, sino el arte en sí, desde su primer nivel. Una convocatoria pionera en Galicia que recoge el testigo de aquellas Becas que concedió la Diputación en los años veinte y que sirvieron para transformar de manera irreversible el arte que se hacía en nuestra comunidad. En esta cita, y junto a los artistas becados concurren numerosas obras que desde la pintura, el dibujo, el grabado, la fotografía o la escultura permiten configurarse una geografía artística de lo que preocupa a estos nombres, todavía desconocidos, pero que, como ha venido sucediendo a lo largo de las últimas décadas, con el tiempo se convertirán en referentes.

En la sala contigua el Museo exhibe una de sus últimas incorporaciones a esos fondos que antes citábamos, la colección Sánchez Mesas y Fernández de Tejada es uno de esos tesoros ocultos que nuestros tiempos permiten descubrir muy de tarde en tarde. La realidad de nuestra sociedad ha transformado aquella romántica busqueda en yacimientos y mercadillos, en un seguimiento de aquellas personas que por su curiosidad y amor por el arte y la cultura han dedicado parte de su vida a realizar importantes colecciones. Este es el caso de este diplomático español y de su mujer, decidiendo la incorporación de este legado testamentario a la institución pontevedresa. En ella, se reúnen piezas de artistas referentes en la creación española del siglo XX, Millares, Benjamín Palencia, Equipo Crónica, Juan Francés, Canogar o Pablo Serrano entre otros, junto a piezas de arte asiático-oriental de gran valor.

RAC |A pocos metros de esta institución, en la calle Sarmiento se encuentra la Fundación RAC (Rosón Arte Contemporáneo) que, desde su creación y la reciente apertura de esta sala de exposiciones, permite asomarse a las últimas tendencias del arte actual. Premiada hace dos años en la Feria de Arte Contemporánea Arco por su dedicación al coleccionismo, compagina las muestras dedicadas a exhibir su fondos, con la apuesta a esas nuevas realidades que definen nuestro tiempo (en estos momentos se encuentra preparando la próxima exposición dedicada a los artistas lusos Filipa Cesar y Rui Toscano).
Durante este verano la muestra que acoge en sus dependencias es la del artista catalán Ignasi Aballí, de título ‘En el aire’. Referente nacional en lo relativo al arte conceptual y representante español en la Bienal de Arte de Venecia del año 2007. Un lujo para lo que estamos acostumbrados y en la que el artista propone una poética reflexión sobre aquello que está a nuestro alrededor y que suele pasar desapercibido por nuestra forma de mirar, pero quizás el gran éxito del buen artista, del creador, reside en mirar hacia aquello en lo que los demás no solemos reparar. Ignasi Aballí nos propone una exposición creada en relación a nuestra geografía más cercana, imágenes, textos, cielos, colores... se van sucediendo para ofrecernos una manera diferente de ver Galicia.



Ruta | Dejándonos llevar por el aliento del arte podemos seguir una ruta por pequeñas exposiciones que salpican nuestros espacios de convivencia. Fotografías como las que nos propone en el Patronato de Turismo Rías Baixas Minuca Couso, en donde su percepción del agua, de mares y ríos de todo el mundo, desde China hasta Grecia, desde nuestra Ría de Pontevedra hasta la India, genera un refrescante recorrido por una artística manera de relacionarse con ese agua que caracteriza nuestro verano. Con viajes también tiene que ver la propuesta de Norberto Olmedo y José María Soto en el Café del Mundo (junto a Vialia), fotografías de gran formato que emergen como miradas a ese universo tan singular que es China y sus rincones, siempre sorprendentes a la vista de un occidental.
La Asociación de Vecinos San Roque también abre sus puertas al arte durante el verano y nos propone una interesante muestra de escultura, donde Marcos Escudero ofrece su capacidad para la labra de la piedra, siguiendo la tradición de canteiros que prende desde antiguo en nuestras tierras, pero con alguna visión de la escultura renovadora del siglo pasado, al rescatar algunas percepciones del arte del gran maestro rumano Brancusi.
Y la pintura, donde se queda la pintura, pues esta aparece en varios espacios: la siempre necesaria sala de exposiciones de Sargadelos, donde exponen conjuntamente Guillermo Lourido, sus acuarelas y Jesús Santiago sus gouaches, de rincones y lugares muy cercanos a todos nosotros y cariñosamente reconocibles. Otra opción es la muestra de Natalia Díaz-Mella en la sala de exposiciones del Casino Mercantil en la Plaza de Curros Enríquez, donde esta Licenciada en Belas Artes en nuestra ciudad retorna a ella, como suele hacer para mostrarnos sus últimos trabajos, interesantes abstracciones llenas de ‘Entrelazados’ que permiten sintetizar paisajes, no sólo físicos, sino humanos, a través del color y de una gestualidad ya reconocible en su obra.


Publicado en Diario de Pontevedra 28/08/2011
Imágenes de las exposiciones, Colección Sánchez Mesas, Novos Valores, Ignasi Aballí y Norberto Olmedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario